Arándanos: Beneficios y propiedades

 Los arándanos son ideales para reforzar el sistema inmunológico. Son bajos en grasas y fuente de vitaminas C y K. Descubre cómo incluirlos en tus comidas.

Los frescos

28 abril 2020

Comparte


¿Qué son los arándanos y para qué sirven?

El arándano es una planta de la familia de las Ericáceas que da unas pequeñas bayas comestible de sabor dulce y un poco ácido. Hay dos tipos de arándanos, los negros azulados y los rojos. La planta es originaria de Norteamérica y de las zonas septentrionales de Europa. Es uno de los alimentos con mayor poder antioxidante que existen, por lo que se considera una de las frutas más beneficiosas para la salud. Este poder antioxidante es debido a la combinación de sus ácidos orgánicos y las 15 antocianinas que les confieren su peculiar color. Además, contienen proantocianidinas, una docena de flavonoides y taninos de efecto similar. Uno de ellos es el resveratrol, que también se encuentra en las uvas negras.

Arándanos: Propiedades y valor nutricional

100 gramos de arándanos contienen 11,3 gramos de carbohidratos, 3 gramos de fibra, 2 miligramos de sodio, 85 gramos de agua y 0,6 gramos de proteínas. No tienen ni grasas, ni colesterol y aportan unas 48 kcal. Además, contienen algunas vitaminas importantes: fuente de vitamina C (20 mg) y K (19,3 µg), vitamina A (5,7 µg) o vitamina B-9 (6 µg).


Es uno de los alimentos con mayor poder antioxidante que existen, por lo que se considera una de las frutas más beneficiosas para la salud.

Beneficios de los arándanos

- Las antocianinas que dan color a los arándanos y que se encuentran en mayor proporción en los arándanos silvestres de pulpa oscura, poseen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

- Los arándanos son aliados en las dietas de adelgazamiento por su bajo aporte calórico, fuente de vitaminas C y K, rico en manganeso y sobre todo, por ser fuente de fibra.

- La vitamina C contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los huesos, cartílagos, piel y encías.

- La vitamina K y el manganeso contribuyen al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Además, el manganeso contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

 ¿Cómo incluir los arándanos en todas las comidas?

Los arándanos se pueden consumir frescos o congelados, también secos, prensados, en zumos o en gelatinas. Los arándanos congelados mantienen las vitaminas y antocianinas mientras que los arándano secos o calentados para elaborar mermeladas pierden mucha vitamina C. Podemos tomarlos al final de las comidas, como cualquier fruta, pero también en el desayuno con yogur blanco y otros frutos del bosque como frambuesas o grosellas o preparar nuestros propios zumos mezclados con otras frutas. Si lo nuestro es la repostería, podemos utilizarlos para elaborar unos muffins con arándanos o una tarta de queso y arándanos. ¡Delicioso!