Propiedades del limón

El limón tiene gran cantidad de propiedades y beneficios para nuestra salud. ¿Sabes cómo incluirlo en tu dieta diaria? Te contamos cómo hacerlo. ¡Toma nota!

Los frescos

6 noviembre 2020

Comparte

Como buen cítrico, el limón destaca por sus propiedades antioxidantes porque es rico en vitamina C y, además, tiene pocas calorías.España y México son los principales países exportadores de limones del mundo. En nuestro país, la producción se concentra en el Levante español, fundamentalmente, en Murcia y Alicante, desde donde se abastece a los principales mercados europeos, entre los que se encuentran Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Polonia.

Beneficios del limón

  • Una de las ventajas de tomar limón es que ayuda a mejorar la absorción del hierro que aportan los alimentos, gracias a su contenido en vitamina C. Además, esta vitamina tiene un papel importante en la síntesis de colágeno necesario para el crecimiento y reparación de células, tejidos, encías, vasos sanguíneos y huesos. También ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.
  • Su valor calórico es bajo (22kcal por cada 100g), ya que su contenido es mayoritariamente agua (cerca de un 90%), por lo que resulta muy diurético.
  • Contiene una cantidad importante de fibra soluble, como la pectina, que se encuentra principalmente en la capa blanca que hay debajo de la corteza.
  • Contiene ácido cítrico, que es otro potente antioxidante, como la vitamina C.

Cómo introducir el limón en tu dieta

El limón destaca por su versatilidad y puede utilizarse para cocinar, usando su zumo, piel o la fruta completa, tanto para platos salados como para todo tipo de dulces.

El limón puede ser un complemento perfecto para elaborar bebidas refrescantes, como limonada, granizados de limón o té con limón. Podemos hacer unos cubitos muy originales añadiendo ralladura de limón y una hoja de menta en cada uno de ellos antes de ponerlos a congelar.

También podemos introducir el limón en nuestra dieta a través de los aderezos, como en una ensalada de lentejas o un plato de espinacas. Para aquellas personas que tengan que reducir el consumo de sal o no les guste el vinagre, el limón puede ser el condimento ideal, ya que potencia el sabor natural de los alimentos.

Además, podemos utilizar la piel del limón rallada para hacer pasteles, bizcochos y galletas, mezclándola con la masa, o utilizar el zumo de limón para hacer salsas.

En planificador.consum.es puedes encontrar muchas recetas para hacer con limón, solo tienes que poner en el buscador “Por alimento: limón”.