Propiedades del puerro

Con un sabor similar al de la cebolla, el puerro es una verdura que aporta vitaminas y fibra. Te contamos los beneficios que el puerro puede aportarte.

Los frescos

18 febrero 2020

Comparte


El puerro pertenece a la familia de las Iliáceas, más concretamente al género Alium, al que también pertenecen los ajos, las cebolletas, las cebollas y el cebollino. A diferencia de sus familiares, el puerro no presenta engrosamiento en el bulbo ni en el tallo.

Los puerros son originarios de Mesopotamia, Egipto, Turquía e Israel y existen desde hace por lo menos 4.000 años. En la antigüedad se utilizaba como alimento, pero también como medicina. En España se introdujo su cultivo y consumo en la Edad Media. Actualmente, se cultiva principalmente en la zona norte de España: País Vasco, Navarra y La Rioja. Aunque somos un gran consumidor de esta hortaliza, el país que más produce y consume puerros es Francia.


Propiedades del puerro

El agua es el componente mayoritario, lo que, unido a su bajo contenido en hidratos de carbono, convierte al puerro en un alimento de escaso aporte calórico. Además, presenta una cantidad importante de fibra y de algunas vitaminas y minerales:

  • Fuente de Vitamina C, ayuda a proteger las células del daño oxidativo y favorece la absorción del hierro.
  • Fuente de Vitamina B6, que actúa en el funcionamiento del sistema inmunológico y ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.
  • Rico en Ac. Fólico, que ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga. muy importante durante el embarazo, ya que contribuye al crecimiento de los tejidos maternos.


Tipos de puerro

La temporada del puerro empieza en octubre y se extiende hasta finales de mayo. Aunque hoy en día podemos encontrarlos en todas las épocas del año en los supermercados. Existen diferentes variedades según su tamaño:

• Cortos y semilargos: son más frecuentes en las épocas estivales y su sabor es más suave.
• Puerros largos: son los más comunes.
• Puerro silvestre: también conocidos como “ajos porros” por su sabor intenso entre puerro y ajo. Perfectos para usar en revueltos.


Cómo cocinar los puerros

En general, el puerro se puede comer hervido, frito o crudo. Sin embargo, para que mantengan todos sus beneficios y propiedades, la mejor forma de cocinarlos es al vapor, en lugar de fritos o hervidos.

Ideas para preparar puerros

  1. Corta la parte más verde del puerro y quita las hojas más duras que están en el exterior.
  2. Quita la parte del bulbo y corta el tallo a lo largo.
  3. Enjuaga bien bajo agua corriente.
  4. Corta en juliana a lo largo, aunque también los puedes cortar para que salgan aros de puerro. En cualquier caso, pica hasta llegar a la parte más verde que hemos mantenido.
  5. Asegúrate de que las tiras estén muy finas para acortar el tiempo de cocción.
  6. Deja que los puerros reposen por lo menos 5 minutos antes de cocinar.


Truco en la cocina: Aprovechar las hojas del puerro

Aunque para comer en crudo las hojas de estos alimentos pueden parecernos más fibrosas, podemos usarlas para enriquecer un caldo o introducirlas en sopas y potajes, donde quedan más blandas. Eso sí, siempre bien lavadas.

Los tallos altos de los puerros, que son más verdes, pueden usarse para dar más sabor a revueltos, tortillas o pasteles salados tipo quiche, además de para adornar platos igual que muchas veces hacemos con el cebollino.

Y en tu mesa: