Qué hacer en Fallas

Durante el mes de marzo València celebra sus fiestas grandes pero ¿qué se hace en Fallas? ¿Qué actos no nos podemos perder? ¿Cómo viven sus fiestas los valencianos?

Viajar con gusto

2 marzo 2020

Comparte

Las citas imprescindibles : 


1 de marzo: La Crida

La Fallera Mayor de València invita a todo el mundo a visitar la fiesta grande de la ciudad. Aunque se celebren algunos actos antes, este el verdadero pistoletazo de salida de las Fallas. Generalmente, se celebra el último domingo de febrero, pero este año 2020 se celebra el 1 de marzo.

20.00 h. Torres de Serranos.


15 de marzo: La Plantà

Todos los monumentos falleros se ponen en pie para ser contemplados hasta la Cremà. Las fallas infantiles han de quedar totalmente listas para que pase el jurado a valorarlas a las 9 de la mañana. Los monumentos grandes tendrán que estar totalmente listos para su revisión la madrugada del 15 al 16 de marzo.


17 y 18 de marzo: La Ofrenda

La Ofrenda de Flores a la Virgen es uno de los actos más emotivos y multitudinarios de las Fallas. Consiste en llevar flores desde cada falla hasta la Plaza de la Virgen donde se instala un enorme busto de madera con la imagen de la patrona de la ciudad, la Virgen de los Desamparados. Los ramos se van colocando sobre el armazón de madera formando el dibujo del manto.  Hay dos recorridos: uno que transcurre por la calle de la Paz, y el otro, por la calle San Vicente. Ambos van a parar a la Plaza de la Virgen, pasando ambos por la Plaza de la Reina.

A partir de las 15.30 h.


19 de marzo: La Cremà

Tras 4 intensos días llenos de color, traca, flores y música, València vuelve a su estado habitual tras la Nit de la Cremà. Se queman todos los monumentos en las calles en una emotiva despedida de la fiesta que tiene como protagonistas el fuego y la música. Las fallas infantiles se queman a las 22 horas y las grandes, a partir de medianoche.

12 de la noche.

Espectáculos pirotécnicos

Además de los actos falleros más solemnes, otro de los principales reclamos de estas fiestas, que se viven en las calles y sirven de bienvenida a la primavera, son los espectáculos de sonido y color. Los básicos son:

La Despertà: es uno de los actos más apreciados por los falleros y más odiados por los vecinos. Como las fallas se viven 4 días, pero durante 24 horas, no hay que perder tiempo en dormir. Es por eso que a las 8 de la mañana los falleros tiran petardos por las calles del barrio acompañados de la banda de música para ir despertando al vecindario y animarles a disfrutar de la fiesta.

La Mascletà: es el disparo en secuencia de petardos de cierta potencia para generar ruido, tradicionalmente el espectáculo solamente es de sonido, aunque también puede incluir color. Se dispara todos los días en la Plaza del Ayuntamiento a las 14 horas entre el 1 y el 19 de marzo. El espectáculo es breve, no más de 5 minutos habitualmente, pero congrega a multitud de personas por lo que conviene acudir antes a coger sitio.  Muchas comisiones falleras organizan también sus propias mascletàs, en sus barrios, aunque, por supuesto, de menor intensidad.

La Nit del Foc: los castillos de fuegos artificiales son imprescindibles en Fallas, sobre todo, el de la noche del 18 de marzo, la Nit del Foc. Es el último de la fiesta, y suele ser el mejor. El espectáculo, que se dispara a la altura de La Alameda en el antiguo cauce del río Turia, combina color, sonido y efectos de luz y movimiento, tiene una duración aproximada de entre 15 y 20 minutos y acaba en una traca final. Una hora antes de su inicio, generalmente ya entrada la madrugada y siempre cuando la Fallera Mayor de València y su Corte de Honor han terminado la Ofrenda, los dos márgenes del antiguo cauce se van llenando de público.