Receta de caipirinha

Un cóctel refrescante es la opción perfecta para los días calurosos. Te damos la receta de la auténtica caipiriña y te contamos cómo prepararla paso a paso.

Hoy comemos

24 agosto 2020

Comparte


La caipirinha o caipiriña es un cóctel tradicional originario de Brasil, probablemente el más conocido de este país, aunque su popularidad hace tiempo que traspasó sus fronteras y hoy podemos encontrarlo prácticamente en todo el mundo. 

Según los historiadores, la caipirinha fue creada por terratenientes de una región de São Paulo, durante el siglo XIX. La caipirinha, en sus primeros días, era vista como un sustituto local de buena calidad del whisky y del vino importados. El nombre de la bebida es una mezcla de caipira, término que hace referencia a los campesinos que vivían en los bosques, y de Curupirinha, el nombre diminutivo de Curupira, un demonio místico que vivía en los bosques.

La caipirinha se prepara con una mezcla de limones, azúcar, hielo picado y el ingrediente indispensable: la cachaça o cachaza, un aguardiente local a base de azúcar de caña. Existen muchas variantes de la caipirinha. Una de las más conocidas es la caipiroska, en la que la cachaça se sustituye por vodka. Si se le echa ron, entonces la bebida se denomina caipirissima. También existe una versión sin alcohol de la caipirinha en la que se elimina la cachaça y se elabora con limón o lima, naranja, azúcar, hojas de menta, gaseosa y hielo.

Es una receta muy sencilla y fácil de preparar en casa.


Receta de la caipirinha paso a paso:

Ingredientes:


-Cachaça
-2 cucharaditas de azúcar moreno
-1 o 2 limas o, en su defecto, limones
-Hielo picado

Preparación: 


1. Lavamos la lima o el limón y los cortamos en gajos.
2. Ponemos dos o tres trozos de limón en un vaso ancho o un mortero y le añadimos el azúcar.
3. Aplastamos los limones para que suelten el jugo y se mezcle con el azúcar.
4. Echamos la cachaça (entre 30 ml y 50 ml por persona, dependiendo de la graduación del licor) y añadimos el hielo.
5. Servimos y decoramos con una rodaja de limón y siempre con pajita.


La caipirinha se debe tomar con pajita y esta debe estar en el fondo del vaso para que, al beber, se tome la cachaça mezclada con el azúcar y la lima; en caso contrario se puede tomar solo la cachaça y resultaría demasiado fuerte.