Sitios para viajar en pareja: Destinos románticos

¿Buscas un destino romántico para sorprender a tu pareja el día de San Valentín? Te contamos cuáles son los mejores lugares y destinos más románticos del mundo.

Viajar con gusto

5 febrero 2020

Comparte

Lugares más románticos para pasar San Valentín

Como cada 14 de febrero llega la época más romántica del año y te queremos acercar los sitios más bonitos para que puedas pasar un San Valentín inolvidable con tu pareja.

1. Granada:

Considerada por muchos una de las ciudades más románticas de España, Granada ofrece un sinfín de actividades culturales y de ocio para que pases unos días especiales. Un paseo por el casco antiguo de la ciudad, visitar la Alhambra o subir al barrio del Albaicín para disfrutar de las vistas desde el mirador de San Nicolás, donde por la noche podemos ver la Alhambra iluminada, hacen de esta capital uno de los destinos preferidos por las parejas.



2. Peñíscola (Castellón):

La ciudad del Papa Luna no es solo mar y sol. Situada al norte de la provincia de Castellón y rematada por un castillo sobre el Mediterráneo es una de las tres ciudades pontificias junto con Roma y Aviñón, ya que fue lugar de residencia del Papa Benedicto XIII, más conocido como el Papa Luna. La ciudad, también ha sido escenario de numerosas películas y series de televisión. Perderse por sus calles estrechas y adoquinadas es un placer para todos los sentidos. Además de tener una orientación clave para ver uno de los mejores atardeceres de la zona.  


3. Altea (Alicante):

Este pequeño pueblo de la costa alicantina tiene un encanto especial. Sus típicas fachadas blancas llenas de flores, sus calles empedradas, sus miradores al mar y sus playas cristalinas hacen que te transportes a uno de los enclaves más bonitos y románticos del Mediterráneo que nada tiene que envidiar a Ibiza o las islas griegas.

Además, durante los años 70 fue refugio de muchos artistas que han hecho de esta localidad la artesanía como uno de sus puntos fuertes.


4. Tosa de Mar (Girona):

Con una localización privilegiada, este municipio de la Costa Brava es uno de los pueblos con más encanto de nuestro país. Su muralla construida en el siglo XIV, y en perfecto estado de conservación, protege sus calles empedradas y sus casas centenarias. Un conjunto medieval intacto a pie del Mediterráneo que se convierte en el escenario ideal para pasar unos días románticos en pareja.


5. Albarracín (Teruel):

Pasear por Albarracín nos traslada al pasado. Sus fondas y tabernas nos harán pensar que estamos en algún cuento. En 1961 fue declarado Conjunto Histórico-Artístico. Su castillo, su torre del Mirador, su palacio episcopal o su catedral hacen de este pueblo uno de los rincones más románticos para pasar en pareja estos días.


6. Calaceite (Teruel):

Capital de la comarca de Matarraña, en Teruel, también conocida como la Toscana española. La localidad de Calaceite tiene gran valor y belleza arquitectónicos. Su casco urbano fue declarado Conjunto de Interés Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural. Abundan edificaciones, en perfecto estado de conservación, del siglo XVIII y principios del siglo XIX.


7. Madrid:

Madrid siempre es un buen plan, con amigos, familia, pero, especialmente, en pareja, tanto por su oferta cultural como de ocio y gastronómica. Desde pasear por el Madrid de los Austrias, por la Plaza Mayor para luego ir dirección el Palacio Real y, con él, los jardines de la Plaza de Oriente y la Catedral de La Almudena; pasando por el histórico Barrio de Las Letras que debe su nombre por ser centro de neurálgico de reunión entre escritores y artistas. Además, fue el barrio que muchos escritores del Siglo de Oro (siglo XVII) eligieron para vivir: Cervantes, Lope de Vega, Quevedo, Tirso de Molina o Góngora, entre otros; hasta tomando uno de los mejores cócteles en alguna de las azoteas de la ciudad mientras se ve el atardecer, hacen de la capital uno de los destinos preferidos para una escapada romántica de San Valentín.


8. Pedraza (Segovia):

Pasearse por esta ciudad es como entrar en una máquina del tiempo, y transportarte a la época Medieval. Para acceder hay que cruzar la muralla por la puerta de la Villa. Nada más entrar ya vemos que esta localidad ha sabido mantener intacto su espíritu, con sus calles empedradas y su singular arquitectura. Se encuentra a tan sólo 40 kilómetros de Segovia.