Yacimientos romanos en el arco mediterráneo

Hay muchos yacimientos que se encuentran en el Mediterráneo. Te contamos cuáles no debes olvidar visitar y algunas de sus características más interesantes.

Viajar con gusto

1 marzo 2021

Comparte

Anfiteatro de Tarragona

Somos herederos directos de la Antigua Roma. Lo reflejan nuestras costumbres, nuestro tipo de alimentación y nuestra forma de encarar el presente y futuro. Hoy recorremos algunas de las ruinas romanas que se conservan en nuestro entorno más cercano y ponemos en valor el valioso aporte del Imperio a nuestra gastronomía.

Segóbriga, Ercávica y Valeria – Cuenca

La antigua ciudad de Segóbriga llegó a albergar un anfiteatro, termas públicas, mercados, templos y hasta un teatro, siendo un punto de referencia en la vida urbana de la época. Actualmente, en este parque arqueológico se pueden ver muchísimas partes de la ciudad, aún conservadas en buen estado, como son las murallas y la puerta principal, el foro, la acrópolis, el acueducto y otros elementos que sirven para conocer mejor el urbanismo del Imperio. Esta antigua ciudad estaba comunicada también con Ercávica y Valeria, ambos yacimientos de interés, en la misma provincia. De hecho, el cultivo de la vid y su posterior tratamiento para convertirlo en vino, muy arraigado en esta zona, provienen de la época romana.  

Segóbriga


La Illeta dels Banyets - Alicante

Este curioso enclave situado en El Campello era originalmente una península, pero la erosión del oleaje acabó separándolo de la costa para ser unida de nuevo en 1943. A pesar de no tener una gran extensión, este yacimiento es uno de los más importantes de la zona por su valor cultural, ya que cuenta con restos de distintas épocas como la Edad de Bronce o la Edad Media, además de reliquias romanas. Según los investigadores, en época romana sirvió como de una especie de piscifactoría, ya que se han documentado varias balsas labradas sobre la roca y comunicadas entre sí y con el mar mediante trampillas que se abrían y cerraban en función de la necesidad.

La Illeta dels Banyets


Baelo Claudia- Cádiz

Los restos arqueológicos de Baelo Claudia, en Tarifa, son los de una antigua ciudad-factoría muy bien conservada y muy importante en su día por su papel en la industria de las conservas y las salazones. Durante el Imperio se probaron y perfeccionaron técnicas de conservación para prolongar la duración de los alimentos. Por ejemplo, la salmuera; las conservas en vinagre, en aceite de oliva o en miel; la fermentación alcohólica o láctea; o bien el secado al aire, el sumergido en agua hirviendo, la elaboración de embutidos, el envasado…

Baelo Claudia


Teatro de Cartagena – Murcia 

El teatro romano de Cartagena se construyó durante el reinado de César Augusto en la denominada Carthago Nova, y no fue descubierto hasta el año 1988. El emperador quiso dotar la ciudad de una construcción dedicada al entretenimiento popular, con capacidad para 7.000 personas, que fue dedicada a Lucio y Cayo César.

Teatro de Cartagena


Anfiteatro de Tarragona

Este anfiteatro romano de forma ovalada y excavado en las propias formaciones rocosas del litoral fue construido en el siglo II d.C. Con una capacidad para 14.000 espectadores, que acudían a presenciar batallas de gladiadores y fieras, siglos después albergó en su interior una basílica visigótica. Se trata de un vestigio de Tarraco, una de las urbes romanas más importantes de Hispania.

Anfiteatro de Tarragona


Empúries – Girona 

Ubicado en Girona, este enclave mediterráneo fue puerto de entrada para el asentamiento romano en el península Ibérica, pero fueron los griegos antiguos quienes fundaron, en el año 575 a.C., esta ciudad en el golfo de Roses. Paseando por los restos de sus calles y edificios se descubren bellos mosaicos griegos y romanos.

Empúries