Cómo hacer arroz al horno

Descubre cómo hacer arroz al horno con la auténtica receta tradicional valenciana. Te contamos paso a paso cómo preparar de forma sencilla este delicioso plato.

Hoy comemos

5 noviembre 2019

Comparte


El arroz al horno es una receta tradicional de aprovechamiento de las cocinas de toda la Comunitat Valenciana. Se preparaba habitualmente con las sobras del cocido por lo que suele haber variantes en los ingredientes principales dependiendo de los embutidos típicos de cada zona.

Al no existir hornos domésticos, se cocía en los hornos ‘públicos’ de las panaderías lo que le valió el sobrenombre del passejat (paseado) por el ir y venir de cazuelas repletas de ingredientes de casa al horno y viceversa que suponía.

A las variantes por población o zona, de hecho, podemos encontrar arroz al horno con longanizas o pelotas como las de cocido, hay que añadir las versiones de invierno y verano. En los meses más calurosos las cazuelas se liberaban del contenido más graso, las costillas o la panceta, para centrarse en las verduras.

Con la misma filosofía de esta receta, ‘tostada’ al horno, han surgido otras cazuelas con base de pescado, por ejemplo, la cazuela de Cuaresma, preparada con bacalao, alcachofas y habas.

Es una receta que ensucia muy poco la cocina, al prepararse al horno, sencilla y rápida resulta muy reconfortante en los meses de frío y, además, en caso de no disponer de caldo, también se puede elaborar con agua. El resultado es un sabor algo menos intenso, pero igual de delicioso.

Ingredientes para 4-6 personas

300 gramos de arroz
600 ml de caldo de cocido (o de agua)
100 gramos de garbanzos cocidos
4 costillas de cerdo
4 morcillas de cebolla
1 loncha de panceta fresca
1 patata
1 tomate
3 cucharadas soperas de tomate triturado
1 cabeza de ajos
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimentón dulce

Elaboración 

1.  Sofríe las costillas y la panceta cortada en tiras con la cabeza de ajos. Sazona y dora.

2.  A continuación, sofríe el pimentón y el tomate triturado.

3.  Cuando esté listo, añade el arroz y la patata cortada en lonchas gruesas y dale una vuelta en la sartén.

4.  Coloca toda la elaboración anterior en una cazuela de barro con la cabeza de ajos en el centro, las morcillas, los garbanzos cocidos y el tomate en rodajas.

5.  Vierte el caldo, siempre dos medidas por cada medida de arroz, corrige el punto de sal, y distribuye de forma uniforme todos los ingredientes. Introduce la cazuela en el horno a 220 º C durante 20 o 30 minutos.  Hasta que quede seco y dorado.