Cómo lavarse las manos: paso a paso 

Todos sabemos lo importante que es lavarse las manos, pero, ¿te lavas las manos correctamente? En este post te enseñamos cómo lavarte las manos paso a paso.

Salud y BELLEZA

18 marzo 2020

Comparte

Hasta hace unos días, la mayoría de gente se lavaba las manos rápido y sin apenas prestarle atención, pero desde que se extendió la pandemia del Coronavirus, las medidas de higiene y, en especial, de las manos, se han extremado.

Los virus respiratorios, como es el caso del coronavirus (SARS-CoV-2), se contagian a través de mucosas. Si éstas contienen el virus, pueden traspasarse a través de ojos, nariz y boca. Este hecho es bastante probable, puesto que las manos, casi sin darnos cuenta, están en contacto constante con nuestra cara, y con ellas el virus puede ir pasando de persona a persona.


Cómo aconseja la OMS lavarse las manos  

Una de las mejores formas para prevenir este contagio es lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón. ¡Sí! Una cosa tan sencilla como esa, puede protegernos. Pero, ¿sabes lavarte las manos correctamente? Toma nota:

  1. Mójate las manos con agua corriente.
  2. Aplica la cantidad de jabón suficiente para cubrir las manos.
  3. Frota el jabón por toda la superficie: palmas, entre los dedos, pulgares y dorso. Mantén la rutina durante, al menos, 20 segundos.
  4. Aclara bien con agua corriente.
  5. Sécate las manos con un paño limpio o una toalla de un solo uso.

 

¿Cuánto tiempo debería dedicar a lavarme las manos?

Se recomienda mantener la rutina de lavado entre 20 y 30 segundos. Una manera sencilla de calcularlo es cantar la canción del cumpleaños feliz entera dos veces.

Respecto al gel desinfectante hidro-alcohólico, es importante que contenga, al menos, el 60% de alcohol. En cuanto al tiempo, también se recomienda frotarlo por las manos durante 20 segundos, como mínimo.


 

 ¿Cuándo debería lavarme las manos?

Con el fin de prevenir el coronavirus en la medida de lo posible, te recomendamos lavarte las manos en los siguientes casos:

  1. Después de sonarte la nariz, toser o estornudar.
  2. Tras entrar en contacto con alguien que estornuda o tose.
  3. Después de usar el baño, visitar un espacio público o tocar superficies sucias.
  4. Antes y después de comer.
  5. Antes y después de cuidar a una persona enferma y también mientras la estés cuidando.
  6. Cada vez que entremos a casa desde el exterior.

En general, siempre deberías lavarte las manos en los siguientes casos:

  • Después de ir al baño.
  • Antes y después de comer.
  • Después de estar en contacto con la basura.
  • Después de tocar animales y mascotas.
  • Después de cambiarle el pañal a un bebé o de ayudar a un niño a usar el retrete.
  • Siempre que tengas las manos visiblemente sucias.