Consejos para el verano

Cuando llega la época estival, cualquier precaución es poca para evitar golpes de calor, picaduras, sobreexposición al sol u otros contratiempos. Sigue nuestros consejos y ¡disfruta de un verano seguro!

Salud y BELLEZA

3 julio 2018

Comparte

9 consejos para un verano más seguro
9 consejos para un verano más seguro

1. Cuidado con el sol

Para evitar mareos, quemaduras o golpes de calor, es importante usar gorro y crema solar, así como ropa fresca e ingerir abundante líquido. También se recomienda no tomar el sol entre las 11 y las 14 horas, renovar el protector solar con frecuencia y usar gafas de sol con protección UV.

2. Cortes

Asegurarse de que las superficies, sobre todo en playas y piscinas, que es donde más tiempo pasamos sin zapatillas, estén libres de elementos que puedan provocar cortes o lesiones. Extremar la precaución, sobre todo, si hay niños pequeños.

3. Picaduras

Conviene evitar, en la medida de lo posible, que cualquier insecto nos pique. Pero muchas veces, es inevitable. En el caso de empezar a sentir inflamación en la piel, hinchazón, dolor o picor, se puede lavar la zona con agua y jabón, aplicar un poco de hielo con una toalla y poner alguna crema antiinflamatoria y antihistamínica.

4. Hidratación en verano

Es una parte muy importante para evitar mareos y golpes de calor. Intenta beber al menos 2 litros de agua al día y mantén una dieta equilibrada en la que predominen los alimentos frescos. Evita también las comidas copiosas.

5. En la piscina y en la playa

Vigila a los niños en todo momento y no los dejes solos dentro del agua, o cerca. Además, respeta las dos horas de pausa entre la comida y el tiempo de baño, para evitar cortes de digestión y ten cuidado con los resbalones.

6. Alimentos y calor

Durante el verano es cuando se debe extremar al máximo el cuidado de los alimentos con el fin de evitar las intoxicaciones alimentarias. No romper la cadena de frío, descongelarlos siempre dentro de la nevera y evitar el uso de huevos, salsas o cremas si vamos a estar al aire libre, contribuyen a mejorar la seguridad alimentaria.

7. La hora del baño 

Se recomienda entrar al agua poco a poco, sobre todo después de haber tomado el sol. Nadar donde se haga pie y evitar juego peligrosos o bromas como las ahogadillas, que pueden causar daños cervicales y de espalda.

8. La ropa

Utilizar ropa fresca, preferentemente de algodón y de colores claros. Estos no absorben tanto el calor y permiten a la piel transpirar, factor es indispensable para combatir mejor el calor. No olvides el sombrero cuando estés expuesto directamente al sol.

9. Si tenemos aire acondicionado

Es uno de los mejores aliados a la hora de combatir el calor, pero también uno de los elementos con los que más cuidado debemos tener para evitar los golpes de calor. No debemos tenerlo a menos de 22ºC, tanto en casa como en el coche, para que la diferencia con la temperatura del exterior no sea muy brusca.