Contouring, el maquillaje de moda

¿Conoces el contouring? Es una técnica de maquillaje que combina los tonos oscuros y claros para estilizar las facciones. Es la tendencia seguida por las celebrities para esculpir sus rostros y lucir una cara radiante. Una forma de maquillarse que tiene ya millones de seguidoras y que está arrasando en las redes.

Salud y BELLEZA

23 marzo 2018

Comparte


Sólo hay que teclear la palabra ‘contouring’ en Google para darse cuenta del boom que este maquillaje está viviendo. Más de 36 millones de resultados, casi un millón de tutoriales en Youtube. El contouring es tendencia desde que Kim Kardashian lo pusiera de moda hace unos años, aunque esta técnica fue inventada mucho antes por el maquillador norteamericano Kevyn Aucoin, una de las grandes figuras del maquillaje a nivel mundial. Muchas caras conocidas se han apuntado a este tipo de maquillaje que ha terminado popularizándose.

El rostro tiene zonas que sobresalen y otras zonas hundidas. El contouring se fundamenta en jugar con dos bases de maquillaje, una mucho más clara y otra mucho más oscura que el tono de la propia piel para obtener resultados asombrosos.  A través de esta técnica se puede conseguir una nariz más afilada, una ceja más levantada o un pómulo más sobresaliente, siempre que se ponga cada tono en el sitio adecuado y se mezcle concienzudamente.

El contouring  parece sencillo, pero es muy elaborado y requiere tiempo. También es clave conocer bien las zonas que hay que resaltar y cuáles se han de disimular para esculpir el rostro. A la hora de emplear esta técnica, hay que tener claro algunos conceptos, como que el tono oscuro se debe aplicar en aquellas zonas donde se quiere una mayor profundidad y que el claro es el que se pone sobre las zonas que se desea resaltar.

El contouring  parece sencillo, pero es muy elaborado y requiere tiempo.



Hoy en día existen muchos productos creados específicamente para aplicar este tipo de maquillaje. Kits de polvos con varios tonos, lápices cremosos que oscurecen e iluminan, un único lápiz que acompañado de una esponja para difuminar logra resultados espectaculares… Los productos imprescindibles para el contouring son una base ligera de maquillaje o una bb cream para unificar el rostro; una paleta contouring o lápices en dos tonos y un colorete. Podemos utilizar también una esponja o una brocha para difuminar.

CONTOURING PASO A PASO

Te explicamos paso a paso en qué consiste el maquillaje contouring para que puedas aplicarlo en casa:

1. Utilizaremos en primer lugar una base de maquillaje ligera o una bb cream para unificar la piel sobre la que aplicaremos el resto de productos.

2. Es el momento de sombrear e iluminar. Aplicaremos el tono oscuro debajo de los pómulos con un trazo ascendente que llegue hasta la zona de la oreja, en el contorno de la mandíbula, en la parte alta de la frente y en las sienes. A continuación, deberemos aplicar el tono más claro debajo de los ojos en forma de triángulo invertido, con una línea en el centro del tabique nasal y en el centro de la frente y de la barbilla.

3. Para conseguir un acabado natural es imprescindible difuminar muy bien los trazos. Si utilizamos la misma brocha o esponja, empezaremos por el tono claro y terminaremos con el oscuro.

4. Para terminar, aplicaremos un toque de blush o colorete para marcar ligeramente las mejillas.