Botiquín de viaje: 8 cosas que no pueden faltar

Es el momento de pensar en unos merecidos días de descanso y prepararlo todo para  disfrutar de nuestras vacaciones de verano. Ya está todo decidido, el destino, el alojamiento, la maleta y… ¿el botiquín? El botiquín parece ser uno de los grandes olvidados en nuestras vacaciones y es fundamental para que los pequeños percances no sean un problema durante nuestros días de descanso. Te damos algunos consejos para preparar un botiquín ‘todoterreno’.

Salud y BELLEZA

22 mayo 2018

Comparte

Botiquín para ‘sobrevivir’ a las vacaciones de verano
Botiquín para ‘sobrevivir’ a las vacaciones de verano


8 cosas que debe llevar tu botiquín de viaje


1. Protector solar

Tanto si eres de playa o de montaña, no olvides la crema solar para proteger la piel de los rayos UVA y el aftersun para calmarla tras un largo día de verano. El factor a elegir dependerá de la pigmentación de cada piel, pero se recomienda utilizar un factor 50 y diferenciar entre el protector corporal y el facial.

2. Repelente para mosquitos 

Con el calor y el buen tiempo llegan los temidos mosquitos y más vale prevenir. Si no hay manera de ganar la guerra contra los molestos mosquitos, los repelentes como sticks, cremas, lociones y sprays para picaduras son un imprescindible en tu botiquín.

No olvides tu tarjeta sanitaria.

3. Problemas digestivos 

En vacaciones cambiamos de horario y también de hábitos de alimentación. Nos relajamos con las comidas y nos damos algún que otro ‘atracón’. Comer más de la cuenta o cambiar nuestra dieta habitual hace que nuestro organismo se resienta, así que no olvides los remedios o medicamentos para la acidez, las digestiones pesadas o el estreñimiento.

4. Material para curas

No podemos olvidar el material más básico para poder limpiar, desinfectar y proteger las pequeñas heridas, cortes o rozaduras que podemos sufrir durante las actividades veraniegas. Gasas, esparadrapo, tiritas, algodón, tijeras y antisépticos no pueden faltar. Consejo: incluir un termómetro a prueba de golpes.

Guarda tu botiquín en un lugar fresco, seco, limpio y alejado de la luz solar directa y revisa la fecha de caducidad de todos los productos y medicamentos.


Botiquín para ‘sobrevivir’ a las vacaciones de verano
Botiquín para ‘sobrevivir’ a las vacaciones de verano


5. Analgésicos y antiinflamatorios

Que un dolor de cabeza o una picadura no estropeen un día de sol y buen tiempo. Los antiinflamatorios y analgésicos para aliviar el dolor y antihistamínicos contra posibles alergias no pueden faltar en tu botiquín veraniego.

Los medicamentos han de tomarse bajo prescripción médica y sin abusar.

6. Remedio contra los mareos

Los desplazamientos en avión, tren o incluso en coche hacen que los mareos nos acompañen hasta que lleguemos al destino a disfrutar de los días de vacaciones. Para empezar el viaje con buen pie, no olvides buscar algún remedio ‘antimareo’. ¿Una alternativa natural? Los caramelos de jengibre te ayudarán a disfrutar del viaje.

7. Colirio

El calor, el viento y el sol afectan a nuestros ojos, que pierden su hidratación natural y se irritan con facilidad. Pero el gran causante de los ‘ojos rojos’ es el cloro de las piscinas y los envases unidosis de colirio son muy cómodos y perfectos para rehidratar y aliviar el picor de los ojos.

8. Polvos de talco

Es el perfecto aliado para las rozaduras causadas por el calor y el exceso de sudor. Además, si tienes en mente una ruta o ‘caminata’ por el campo puedes poner un poco de talco en tus zapatillas para evitar las rozaduras o como curiosidad, para quitar el exceso de arena de playa de los pies.