¿Cuáles son las frutas de la primavera?

¿Conoces cuáles son las frutas de primavera? Descubre las principales frutas primaverales y te contamos qué beneficios aporta comer fruta de temporada.

Los frescos

26 marzo 2021

Comparte


Después de un invierno más bien extraño, la subida de temperaturas, el alargamiento de los días y las flores que ya empiezan a asomar solo nos adelantan una cosa: la primavera ya está aquí. Si hay algo por lo que se caracteriza esta entrañable estación es por los sabores que la acompañan.


Beneficios de comer frutas de temporada

Los expertos recomiendan consumir 5 porciones de fruta al día. No solo nos aportan vitaminas y nutrientes esenciales para tener una dieta equilibrada, sino que también favorecen la digestión y nos aportan pocas calorías. Además, en cada estación podemos disfrutar del punto álgido de algunas de ellas respetando los ciclos de la naturaleza.

  • Son alimentos frescos. Cuanta más fruta comamos, menos espacio dejaremos a los ultraprocesados en nuestra dieta, lo cual es más que positivo.
  • Los alimentos de temporada tienen mejor sabor. Al respetar su crecimiento natural, cuando se recolectan conservan todo su sabor y sus propiedades, ya que en ningún momento se ha forzado su cultivo.
  • Son más sostenibles, ya que respetan el ciclo natural de los alimentos y esto favorece la tierra en la que se cultivan y fomenta la rotación de cultivos.



Frutas de primavera 


  • Fresas: aunque también sean una fruta típica de invierno, en primavera alcanzan el mejor punto para su consumo. Las fresas son una gran fuente de vitamina C y son muy beneficiosas para la circulación y la retención de líquidos.
  • Cerezas: alcanzan su mejor punto entre abril y mayo. Al igual que las fresas, son ricas en vitamina C y también en vitaminas A y E, en magnesio, hierro y potasio.
  • Frambuesas: las frambuesas resultan muy atractivas para añadirlas a los desayunos y también a los postres. Destacan sus propiedades antioxidantes y su alto contenido en hierro, potasio y magnesio.
  • Albaricoques: además de tener un sabor muy dulce, nos aportan hierro, potasio, calcio, magnesio y vitamina B3. Los mejores meses para consumirlos son mayo y junio.
  • Nísperos: dulce, pero con un toque ácido, el níspero es fuente de fibra, vitaminas, del grupo B y C y minerales como el sodio, calcio, magnesio, hierro y fósforo. Además, es ideal para dietas de adelgazamiento por su poco aporte calórico.