El roscón de reyes

Es uno de los dulces más populares de la Navidad y su consumo está fuertemente arraigado en España, a pesar de que ponga punto y final a las fiestas navideñas. Su característico sabor y sus rellenos variados lo hacen muy apreciado entre los golosos de la casa.

Los frescos

Comparte

En la mayoría de hogares españoles el Roscón de Reyes se consume el día 6 de enero, ya sea de postre, para merendar o para desayunar con una taza de chocolate. También se suele consumir el 5 de enero y, cada vez más, durante todas las navidades. Además de Roscón de Reyes, también se le denomina ‘Rosca de Reyes’ o solo ‘Roscón’ y en Cataluña ‘Tortell de Reis’.

 

Se elabora con una mezcla de harina de fuerza, azúcar, leche, mantequilla, huevos, levadura prensada, agua de azahar y ralladura de naranja y limón. Son precisamente estos últimos ingredientes los que le dan el sabor cítrico característico al Roscón. Tiene  forma de anillo o corona adornada de frutas escarchadas de colores que, según dicen, imitan a las piedras preciosas. En su interior esconde dos sorpresas: un haba y una figurita. Dice la tradición que quien encuentre la figura ‘rey se coronará’, mientras que a quien el haba le toque ‘el roscón pagará’.

Origen

A pesar de su popularidad, su historia y tradición es poco conocida e incluso, controvertida, según el historiador que se consulte. Algunos dicen que proviene de ‘las Saturnales’ romanas, fiesta pagana que se celebraba cada mes de diciembre, y en donde se repartían unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel. En su interior se escondía un haba seca, símbolo de prosperidad, y a quien le tocaba era aclamado ‘rey por un día’. 

 

Fueron pasando los siglos y en la Francia de Luis XV se sustituyó el haba por una moneda de oro. Se popularizó por toda Europa y a España llegó de la mano de Felipe V. En el siglo XIX se sustituyó la moneda de oro por una figura y se volvió a introducir el haba pero con valor negativo, tal y como ha perdurado hasta nuestros días. A quien le tocara debía pagar el dulce. Dicen que por eso surgió la expresión ‘tonto del haba’.

 

Sin embargo, otros historiadores sitúan el origen de celebrar el 6 de enero, día de la Epifanía, con el roscón de Reyes en una fiesta cristiana del siglo XI conocida como ‘el rey del haba’. En ella se elegía a un niño entre los más pobres de un pueblo para coronarle como rey de la Epifanía y hacerle regalos. También en las casas se hacía un gran roscón en el que se guardaba una sorpresa y a quien le tocaba, se le coronaba rey y presidía la mesa. Por otro lado, también se relaciona el origen del Roscón de Reyes con una representación comestible de la ‘corona de Adviento’.


El relleno más popular

Aunque, parece ser que en sus orígenes este bollo dulce no estaba relleno, con el paso del tiempo se decidió aligerar la masa con nata para que no resultara tan seco y pesado. De hecho, el roscón de nata es el más popular en nuestro país, aunque también se pueden encontrar con otros tipos de relleno, como chocolate, crema pastelera o cabello de ángel, entre otros. 


Leyenda del Roscón de Reyes

"He aquí el roscón de Reyes, tradición de un gran banquete en el cual hay dos sorpresas para los que tengan suerte. En él hay, muy bien ocultas, un haba y una figura; el que lo vaya a cortar hágalo sin travesura. Quien en la boca se encuentre una cosa un tanto dura, a lo peor es el haba o a lo mejor la figura. Si es el haba lo encontrado este postre pagarás, mas si ello es la figura, coronado y Rey serás".


Valor nutricional

Al igual que la mayoría de dulces navideños, el Roscón de Reyes es un postre energético, rico en hidratos de carbono y con un elevado contenido en azúcares. También aporta grasas y colesterol, por lo que no debemos abusar. Es rico en vitaminas A y E y minerales como hierro, magnesio, zinc y calcio.

En los orígenes del Roscón de Reyes no se hacía con relleno, se introdujo con el tiempo para aligerar la masa y que no resultara tan seco y pesado.

En el mundo

  • Portugal: se le llama Bolo Rei y los ingredientes son algo distintos a los españoles, ya que la masa lleva añadida frutos secos (nueces, piñones y almendras) y pasas. Sin embargo, exteriormente, es muy parecido al consumido en nuestro país.
  • Franciatambién tienen la tradición de tomar este dulce el día de Reyes y lo llaman Couronne o Galette des Rois. En este caso es totalmente distinto al Roscón español porque es de hojaldre, crema pastelera y almendras.
  • Latinoamérica: la costumbre fue exportada desde España en el siglo XVI a países como Argentina, México o Venezuela, pero se conoce como Rosca de Reyes. En el caso de México este dulce está adornado con miel, dátiles e higos.