Juegos caseros para niños

 Te damos unas ideas sobre cómo hacer juegos caseros para niños con materiales que todos tenemos en casa. Diviértete y recicla con los más pequeños de la casa.

Cuidado infantil

23 marzo 2020

Comparte


No es fácil estar todos en casa todo el día, padres teletrabajando y haciendo las tareas del hogar y niños a los que les pedimos, constantemente, que se porten bien, cuando ellos lo que realmente necesitan es salir a la calle, jugar con amigos y correr libremente. Por eso, además de establecer rutinas y horarios para estos próximos días, debemos mantenerlos tranquilos y entretenidos.

Juegos de mesa caseros para niños

A parte de los juegos de mesa tradicionales como el parchís, la oca o cualquier juego de cartas también podemos hacer algunos juegos caseros que a la vez que nos ayuden a pasar el tiempo, será una actividad más para hacerla con los más peques de la casa.


  1. Tetris casero. Con una cartulina hacemos un tablero con celdas y columnas a modo panel de tetris. Luego, cogemos folios y los recortamos con las diferentes formas de las fichas del tetris, intentando que las piezas sean del mismo tamaño que las celdas que hemos hecho en la cartulina, y las coloreamos. Así podremos poner un tiempo en el cronómetro y cada miembro de la familia tiene que ir poniendo fichas pata encajar dentro del tablero.
  2. 3 en línea. Cogemos una cartulina o una caja de zapatos de cartón que tengamos vieja en casa. Recortamos la base de la caja, que usaremos como tablero. Podemos forrarla para darle nuestro toque personal. Con una regla, pintamos el tablero del 3 en línea en la base. Y luego haremos 6 fichas con el resto de la caja. Las podemos hacer 3 de una forma y 3 de otra. Y si optamos porque sean redondas, las coloreamos 3 de un color y 3 de otro color.
  3. Bingo casero. Con tapones de botellas podemos hacer los números del bombo y con cartulinas o folios, los cartones. Si tenemos niños pequeños no hace falta que hagamos hasta el 90, podemos poner hasta los números que se sepan. Luego metemos los tapones en una bolsa y ¡a jugar!


4. Carreras de vasos. Si tenemos vasos de plástico y pajitas en casa, podemos hacer con cinta adhesiva carriles en el suelo que incluyan zona de salida y de llegada. El juego consiste en que cada participante debe soplar con la pajita el vaso de plástico y sin salirse de su carril hasta llegar a la meta.

5. Buscar el tesoro. Hacemos un plano de varias estancias de la casa y guardamos en una caja que tengamos por casa algunas cosas que nos gusten, este será nuestro tesoro. Luego, hacemos pistas con unos folios y se las damos a los peques para que encuentren el tesoro.  

6. Plantar lentejas y otras semillas que tengamos en casa. Es muy sencillo, únicamente necesitamos un recipiente, puede ser un vaso de plástico, la semilla o lenteja y algodón mojado. Dejaremos el algodón mojado dentro del recipiente y poner en medio la lenteja. En unos días veremos cómo crece una nueva planta.

7. Hacer slime casero. Es una actividad muy sencilla, divertida y que además les va a encantar. El slime es una masa viscosa que se estira, se encoge y se queda pegada. Tienes como se hace paso a paso en este artículo.

8. Hacer un twister casero. Solo necesitamos un trozo de tela, nos sirve una sábana vieja, unas temperas para tela o en su defecto cartulinas de colores o blancas y las pintamos. Debemos hacer cuatro columnas con cinco círculos. Mientras se seca, hacemos la ruleta. Marcamos dos circunferencias concéntricas y dividimos en cuatro ángulos rectos con la ayuda de un compás para que sean exactos. A su vez, cada sección la dividiremos en cuatro secciones más para cada uno de los cuatro colores. Pintamos la leyenda y colocamos el palo y la tachuela o broche mariposa, ajustándolo de manera que pueda girar bien.

9. Jugar a las cartas. A los más pequeños les encantan juegos como el cinquillo o el mentiroso.

10. Hacer ejercicio en familia. Coger una franja horaria y destinarlo a hacer deporte todos juntos. Podemos hacerlo a través de tutoriales de YouTube o con alguna aplicación móvil.