Mandarina y clementina: diferencias y propiedades

¿Conoces la diferencia entre mandarina y clementina? Te explicamos en qué se diferencian, así como las propiedades y beneficios que aportan a la salud.

Los frescos

6 noviembre 2020

Comparte

Las mandarinas sonde las frutas más deseadas del otoño por su sabor y su fácil consumo. Pero, además, sus propiedades y beneficios las hacen ideales para esta época del año.

PROPIEDADES DE LAS MANDARINAS

Diuréticas
El principal componente de las mandarinas es el agua, por lo que funcionan muy bien como diuréticos.

Ligeras
Su contenido en fibra favorece la actividad intestinal.

Protectoras 
El aporte de vitamina C aumenta nuestras defensas y estimula el sistema inmunológico.

Antioxidantes
Los antioxidantes presentes en las mandarinas contribuyen a la protección de las células frente al daño oxidativo.


¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE LA MANDARINA Y LA CLEMENTINA?

La mandarina es el crítico más parecido a su hermana mayor, la naranja, aunque de menor tamaño, sabor más aromático y con mayor facilidad para quitarle la piel. En cambio, la clementina es un híbrido entre mandarina y naranja.

  • Tamaño: Las clementinas suelen tener un tamaño un poco más pequeño que las mandarinas.
  • Piel: Las mandarinas tienen la piel más pegada a la carne que las clementinas.
  • Semillas: Las mandarinas pueden tener pepitas, pero las clementinas en general no.
  • Sabor: Las mandarinas tienen un sabor muy característico dulce y ácido, mientras que las clementinas en general son más dulces.

 

UNA SORPRESA EN LA COCINA

La mayor parte de las veces se toman en fresco como fruta de mesa o tentempié, pero no debemos desaprovechar su potencial en otras elaboraciones, como salsas agridulces, preparados de arroz, carnes, verduras o postres.