Receta de pollo tikka masala

¿Has probado alguna vez la maravillosa receta india de pollo tikka masala? Toma nota de todos los pasos y disfruta de un pollo cocinado de forma diferente.

Hoy comemos

1 abril 2021

Comparte


El pollo es uno de los alimentos más versátiles de la cocina y que acompaña la gastronomía de todas las culturas del mundo. Podemos encontrarlo asado, en caldos, a la brasa o marinado con especias, como, por ejemplo, en una de las recetas más famosas a nivel internacional cocinadas con curry: el pollo tikka masala.

Se trata de un plato con un origen un tanto controvertido. Sin duda, tiene grandes influencias de la cocina india, pero muchos expertos defienden que nació en Gran Bretaña, un país con un alto porcentaje de población hindú. Definitivamente, sea cual sea su cuna, lo importante es que podemos disfrutar de este plato estando en cualquier parte del mundo, incluso en nuestro hogar.

Se trata de una receta sencilla y original que no dejará a ninguno de nuestros comensales indiferentes. Podemos acompañarlo con arroz blanco o pan de lentejas. El resultado es delicioso gracias al inconfundible sabor de su salsa.


Cómo hacer pollo tikka masala en casa

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo
  • 1 cucharada de jengibre molido
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de semillas de cilantro
  • 1 cucharada de cominos molidos
  • Media cucharada de cayena
  • Zumo de medio limón
  • 1 yogur natural
  • 2 cebollas
  • 1 cucharada de garam (combinación de especias originaria del norte de la India entre las que están: semillas de cilantro, comino, canela, clavo de olor, nuez moscada, cardamomo y pimienta negra)
  • 1 cucharada de concentrado de tomate
  • 400 ml de leche de coco
  • Cilantro


Elaboración paso a paso

  • Cortamos en tiras la pechuga de pollo y las depositamos en un cuenco. En él, añadimos todas las especias de la lista (menos el garam), el yogur y el zumo de limón, y mezclamos todos los ingredientes hasta integrarlos todos completamente.
  • Lo dejamos marinar en el frigorífico unas cuatro horas como mínimo, y si podemos dejarlo toda la noche, mejor.
  • Una vez pasado el tiempo, cortamos en juliana las cebollas y las doramos en una cazuela con un poco de aceite de oliva virgen extra.
  • A continuación, incorporamos el pollo y lo cocinamos junto a la cebolla.
  • Después, añadimos la leche de coco, el concentrado de tomate y el garam.
  • Lo dejamos a fuego suave durante unos 15-20 minutos y lo removemos periódicamente.
  • Cuando haya pasado el tiempo indicado, servimos el pollo en una fuente junto con la salsa y un poco de cilantro picado por encima, y ¡listo!