Sándwich de pastrami: una receta de película

 Este ingrediente vuelve locos a los americanos y, más concretamente, a los neoyorquinos, sin embargo, apenas es conocido en nuestro país. Te contamos qué es el pastrami y algunas recetas para disfrutarlo.

Hoy comemos

26 agosto 2019

Comparte


Aunque en este lado del Atlántico, el pastrami es algo desconocido, a la mayoría nos suena haberlo visto en un sándwich, mientras se lo come un personaje de película en alguna gran avenida neoyorkina. El pastrami es una pieza de carne, generalmente de ternera, curada en salmuera y, posteriormente, ahumada. Suele servirse cortado en lonchas finas para usarlo, sobre todo, en sándwiches. También hay quienes prefieren pasarlo por la plancha, o los que lo consumen ‘tal cual’, sin ningún acompañamiento, como otros embutidos tradicionales como el jamón, la mortadela…


Origen

Se dice que este producto tuvo su origen en Rumanía, de donde llegó a Estados Unidos de la mano de los emigrantes judíos a mediados del siglo XIX. De hecho, su nombre viene del verbo rumano păstra, que significa “mantener” o “conservar”, por la importancia de la salmuera como método de conservación de la carne. Esta carne tiene una vinculación muy estrecha con la cocina judía, aunque la receta se ha popularizado en muchos más países, como en Argentina, donde se le llama ‘pastrón’.

Una de las cosas que ha ayudado a la popularización de este plato ha sido una famosa escena de la película Cuando Harry encontró a Sally. La escena se desarrolla en Katz’s Delicatessen, un restaurante neoyorkino real, famoso por su sándwich de pastrami.


Cómo se elabora

Es una carne de ternera que se somete a un curado en salmuera y después se cocina ahumándola en caliente. La carne se deja en salmuera durante unos cuantos días y después de seca, se le añade algunas especias y se procede al ahumado, normalmente unas 12 horas. De esta forma, la carne queda cocinada, pero conserva su color rojizo, de forma similar al roast beef anglosajón. La pieza se suele recubrir con especias como pimienta negra, mejorana, albahaca y, posteriormente, se corta en lonchas finas.

Esta sabrosa carne tiene un sabor característico que se puede probar en distintos bocadillos, sándwiches y otras recetas.

Recetas con pastrami 

Sándwich de pastrami tradicional

Famoso por ser muy parecido al que se prepara en la famosa cafetería Katz’s en Nueva York.

Ingredientes (para 2 personas)

  • 10 lonchas de pastrami
  • ½ cebolla
  • 1 cucharada de azúcar
  • Un poco de vinagre de Módena
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 taza de emmental rallado
  • 4 rebanadas de pan de molde

Elaboración

1.  Trocear la cebolla y ponerla en la sartén tapada a fuego lento. Cuando esté dorada, añadir el azúcar, el vinagre de Módena, subir el fuego y remover hasta que se caramelice.

2. Mezclar la cebolla con la mantequilla y la mostaza en un bol. Mientras, se pasa el pastrami por la misma sartén.

3. Untar el pan con mantequilla y montar los sándwiches con cebolla, pastrami y queso. Pasarlos por la plancha y… ¡a disfrutar!


¿Suena bien no? ¡pues sabe todavía mejor!



Carpaccio de Pastrami

Ingredientes

  • Pastrami
  • Aceite
  • Zumo de naranja
  • Piñones
  • Acaparras
  • Hojas de rúcula

Elaboración

1. Cortar la pieza de pastrami en lonchas muy finas.

2.  Mezclar el aceite y el zumo de naranja para hacer una salsa reducida y sazonar el carpaccio.

3. Una buena forma de completar el plato es añadir piñones, alcaparras y hojas de rúcula.

 

Gilda de Pastrami

Ingredientes

  • Pastrami
  • Ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceituna gordal
  • Piparras

Elaboración

1. Cortar el pastrami en láminas finas.

2. Hacer un aliño triturando ajo y perejil con aceite de oliva virgen extra.

3. Montar las gildas pinchando una aceituna gordal, dos piparras, una loncha de pastrami enrollada, otra piparra y terminar con otra loncha de pastrami.

4. Salsear con el aliño y servir.


Ensalada tibia de patatas con remolacha y pastrami

Un entrante diferente pero muy fácil de hacer

Ingredientes

  • 500 gramos de patatas pequeñas
  • 3 remolachas cocidas (250 gramos) sin piel
  • 6 cebollitas rebanadas
  • 300 gramos de pastrami fileteado
  • 5 rábanos en rebanadas finitas
  • 1/3 taza de yogur natural bajo en grasa
  • 1 cucharada de mayonesa baja en grasa
  • 2 cucharadas de eneldo picado
  • 1 cucharada de alcaparras picadas 

Elaboración

1. Cocer las patatas enteras, con piel, en una cacerola con agua ligeramente salada hirviendo, durante unos 15 minutos hasta que estén blanditas.

2. Mezclar los ingredientes para el aderezo en un bol: el yogur natural, la mayonesa, el eneldo picado y las alcaparras.

3.  Cortar la remolacha en juliana.

4.  Escurrir las patatas y cortarlas en rebanadas gruesas.

5. Poner las patatas en un plato para servir con la mitad de las cebollitas y el pastrami ligeramente doblado.

6. A la hora de servirlo, incorporar la remolacha a la ensalada, revolver cuidadosamente y rociar con el aderezo.

7.  Esparcir en el plato el resto de cebollitas y los rábanos y servir tibio.