La versatilidad del arroz y sus tiempos de cocción 

Existen más de 40.000 tipos de arroz. Todos ellos tienen su origen en la semilla de una misma planta. Sin embargo, no todos los tipos de arroz tienen los mismos usos en cocina. Con el arroz puedes preparar desde platos muy sencillos hasta los más elaborados. ¿La clave? Solo hay una. Controlar su punto de cocción.

A examen

18 marzo 2018

Comparte


UN TIPO DE ARROZ PARA CADA PLATO

En el mundo existen más de 40.000 tipos de arroz. Este cereal se caracteriza, principalmente, por ser una gran fuente de energía, fortalecer el sistema inmunológico y favorecer la digestión, además de ser bajo en grasa, aportando también hidratos de carbono y proteínas de origen vegetal.

Por esta razón, no es casualidad que el arroz forme parte de los platos típicos de muchos países. Ejemplos de ellos los encontramos en arroces tan nuestros como la paella, el arroz al horno, o con costra, y otros como el risotto en Italia o el sushi en Japón.

Sea cual sea el tipo de arroz, todos ellos tienen su origen en la semilla de una misma planta, la Oryza Sativa. Sin embargo, no todos los tipos de arroz tienen los mismos usos en cocina. Las distintas variedades de arroz necesitan una mayor o menor cocción según su cantidad de almidón o su forma y cómo o dónde queramos cocinarlos.

Ensaladas y guarniciones con arroz

Los tipos de arroz más utilizados para acompañar platos principales o ensaladas son el vaporizado, el largo y el basmati. En cuanto al primero, como su propio nombre indica, ha sido sometido a un tratamiento de vapor con agua que le da su característico tono dorado. Es rico en fibra y minerales y siempre queda suelto, no se pasa. Cocción entre 18 y 20 minutos.

Por su parte, el arroz largo, tiene como principal característica que no se pega tras la cocción y siempre queda suelto, ya que contiene muy poco almidón. En Sudamérica se utiliza mucho como guarnición. Cocción 17 minutos.

Y el arroz basmati, originario de la India y Pakistán, es de grano largo y se caracteriza por su fragancia y sabor. Cocción 10 minutos


La versatilidad del arroz y sus tiempos de cocción
La versatilidad del arroz y sus tiempos de cocción


Paellas, arroces caldosos, secos, al horno…

Para este tipo de platos, el arroz bomba es el de mayor prestigio y calidad si comparamos entre todos los arroces redondos. Su grano es el que más caldo absorbe de todas las variedades existentes, lo que hace que sea el más sabroso.  Es el preferido por los cocineros más exigentes, porque retiene los sabores del caldo y una vez superado el tiempo de cocción no se rompe, sino que se abomba (de ahí su nombre) y se arruga un poco. Esta peculiaridad le permite guardar el almidón, con lo que siempre sale suelto, sin apelmazarse. Cocción 16 minutos.

También se suele usar el arroz redondo blanco, de hecho es el más consumido en España. Absorbe el sabor de los alimentos que acompaña y es de cocción homogénea. Dentro del arroz redondo existen muchas variedades, las más comunes sobre todo en Valencia serían de tipo Senia: J. Sendra, Gleva, Montsianell. Cocción 15 minutos.

También existe su versión integral. Este tipo de arroz no ha sido tratado completamente, por lo que conserva el salvado que lo envuelve y es más rico en fibra y otros nutrientes. Su aspecto es más oscuro que los otros arroces y necesita más tiempo de cocción que el arroz blanco. Puede ser redondo y largo y se utiliza para los mismos usos que su versión refinada. Cocción 20 minutos.


La versatilidad del arroz y sus tiempos de cocción
La versatilidad del arroz y sus tiempos de cocción


Arroz para risotto

Son granos con un alto contenido de almidón, que es lo que le otorga esta textura cremosa al risotto. Debe ser corto y duro para que absorba el líquido y aguante el constante remover que conlleva la preparación de un risotto. Las variedades más usadas son el arborio y el carnaroli, de origen italiano. Cocción 17 minutos.

Vasitos de arroz, listos a cualquier hora

Se trata de un arroz cocido previamente y envasado en una monodosis de vasito, sin conservantes y colorantes. Basta un minuto de calor para que recupere nuevamente su textura y termine la cocción.  Ideal cuando no tienes tiempo.

Los hay de muchas variedades, en su versión normal, integral, basmati, combinada con quinua, con chía… Cocción 1 minuto