Tipos de harina y sus principales usos. Las 8 harinas más utilizadas

Una salsa suave, un bizcocho esponjoso, una masa de pizza consistente, un rebozado crujiente… el secreto está en la harina. De arroz, de centeno, de lenteja, de espelta… actualmente encontramos gran variedad en el mercado pero ¿cuál es la mejor para cada plato?

A examen

1 mayo 2019

Comparte

Tipos de harina y sus principales usos


 Indispensable para la elaboración del pan, la harina se utiliza también como base de la pasta, como espesante, para rebozados, recetas de repostería, tempura… La harina es un polvo fino que se obtiene de la molienda, generalmente de un cereal o una legumbre.

Tipos de Harina

Aunque tradicionalmente la más utilizada es la harina de trigo, en los últimos años ha aumentado considerablemente la oferta tanto por la variedad en el origen de su ingrediente principal, como por las posibilidades de uso que ofrecen. Estas son algunas de las más utilizadas.

Con gluten

•Trigo: es la más utilizada y también la que ofrece más variedades. Harina de fuerza, repostería, con salvado o para freír…

•Cebada: tiene menor cantidad de gluten y para ser panificable necesita ser mezclada con otras.

•Espelta: es un cereal que se ha convertido en los últimos años en una alternativa al trigo. Tiene menos cantidad de gluten y ofrece un tono más tostado a las elaboraciones.

•Centeno: se distingue por su tonalidad oscura. Se emplea mezclada con la de trigo para la elaboración de panes y galletas. Es típica de los países del Norte y Este de Europa.

 

Tipos de harina y sus principales usos

Sin gluten

•Avena: muy utilizada para las elaboraciones para celiacos. Indicada para galletas, cremas y pastas.

•Arroz: se obtiene del grano de arroz blanco e integral. Recomendada para pasteles, salsas o sopas. Con ella se elaboran los fideos de arroz típicos de la cocina asiática.

•Maíz: es el resultado de la molienda de los granos de maíz. No es apta para elaborar pan si no se mezcla con otras, pero sí se emplea para algunos bizcochos o bollos. Ofrece un característico tono amarillento. Es muy utilizada en América Latina para la elaboración de tortitas.

•Garbanzo: se obtiene moliendo garbanzos secos. Indicada para empanadillas y buñuelos.

 Algunas características de la harina a  tener en cuenta

•La fuerza: es la capacidad para retener el aire en su interior. Cuántas más proteínas y más gluten, mayor fuerza tendrá la harina. La harina de fuerza es la recomendada para hacer pan y para repostería, ofrece volumen y esponjosidad.

•La resistencia: es la ‘oposición’ que ofrece la masa al ser estirada.

•La elasticidad: la facilidad para ser moldeada. Es importante sobre todo para elaborar pastas y en las recetas de repostería.

•El grano: Según el tipo de molienda la harina puede ser refinada, sometida a un proceso industrial para generar partículas más finas o integral (la que procede del grano completo).