Cómo hacer una tarta de chuches en casa

Las tartas de chuches son un éxito garantizado en cualquier tipo de celebración. Un detalle que sorprenderá a grandes y pequeños y que podemos preparar en nuestra propia casa. Te contamos las claves para hacer una tarta de gominolas llamativa y original, o si lo prefieres, en su versión más reducida, en forma de brochetas dulces.

Cuidado infantil

6 julio 2018

Comparte


Las tartas de chucherías se han puesto de moda. Sea para un cumpleaños, una comunión o un bautizo, este tipo de tartas son un estupendo colofón para celebrar una fiesta. Hacer una tarta de gominolas es muy fácil y podemos prepararla en casa en muy poco tiempo. Una de las ventajas de esta tarta es que nos ahorraremos el tener que batir, hornear o rellenar. Teniendo en cuenta algunos pequeños trucos, el resultado de esta tarta de chuches será espectacular.

Podemos hacer la tarta de un solo piso o si buscamos algo más llamativo, añadirle varias alturas. Lo más importante es combinar los colores y las formas de las chucherías para que sea colorida y muy visual. 


La base de nuestra tarta de chuches

Lo primero que necesitaremos en una base para la tarta. Existen muchas opciones, la más habitual es utilizar corcho. Este material permite clavar las gominolas de manera muy fácil con palillos. Estas bases se pueden encontrar en tiendas de chucherías. Normalmente son redondas, pero también existen otras formas y otros tamaños con los que podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación, por ejemplo, una base rectangular para hacer una tarta en forma de campo de fútbol o una base ovalada para diseñar un barco pirata.

Otra alternativa es utilizar las esponjas verdes donde se clavan las flores o incluso una caja de galletas metálica que esté vacía, pero en este caso no podremos pinchar las chucherías con palillos y tendremos que utilizar glasa real (preparación a base de azúcar, agua y clara de huevo muy utilizada en repostería) para pegarla. Cualquiera de estas bases nos puede servir, pero antes de empezar a decorar, deberemos forrar la base con papel de aluminio o papel transparente.


Tartas y brochetas de gominolas

Para hacer nuestra tarta de chuches necesitaremos:

  • Base
  • Papel de aluminio
  • Palillos y varitas de maderas (como las que se utilizan para los pinchos morunos)
  • Chucherías de todo tipo y colores: nubes, regaliza, fresas, piruletas, chupa chups, gominolas…


La tarta de chuches paso a paso:

1. Forraremos con papel de aluminio o papel transparente la base. Si vamos a hacer una tarta de varios pisos, clavaremos los palillos para sujetarlos.


2. Una vez esté lista la base, empezaremos a decorar la tarta con las chucherías. Para cubrir el diámetro de la tarta, utilizaremos chuches largas o nubes. Las gominolas de tamaño más grande irán abajo mientras que las pequeñas las usaremos en la parte superior o para rellenar huecos.


3. Una vez hemos acabado de rellenar la tarta con los dulces, podemos clavar los pinchos largos con letras que habremos dibujado en una cartulina con el nombre del niño o la niña


Brochetas de chuches paso a paso:

1. Insertaremos las chucherías en las varillas de madera, siempre intercalando gominolas de diferentes colores y formas para que el resultado llame la atención.  Si metemos las varillas en agua antes de insertar las chucherías, evitaremos que las gominolas se peguen al sacarlas.


2. No hay que olvidar dejar la parte inferior de la varilla libre para poder clavarla en una base o meterla en algún bote o recipiente a la hora de sacarlas a la mesa. De esta forma, los niños podrán sujetarla para extraer las chuches.


3. Una forma muy elegante de presentar este tipo de brochetas de chuches en una mesa es hacer varios grupos en colores diferentes. Un bote con brochetas de chuches de color rojo, otras azules, otras verdes…  También podemos decorar las varillas con lazos o cintas para darles un toque especial.