10 falsos mitos de la higiene bucal

Estamos expuestos a una gran cantidad de información diariamente y parte de ella no es real. En este artículo desmontamos 10 falsos mitos sobre la higiene bucal.

Salud y BELLEZA

20 octubre 2020

Comparte


1. Los cepillos de cerdas duras son mejores para una limpieza correcta.

Los cepillos de cerdas duras no son mejores. Los especialistas recomiendan los cepillos de cerdas suaves, ya que las duras pueden causar problemas en las encías y en el esmalte. 

El objetivo principal de un cepillo de dientes es eliminar la placa y estimular las encías. Si tu duda es manual o eléctrico, estos son los pros y los contras de cada uno.


2. El enjuague bucal sustituye al cepillado.

En ningún caso. El enjuague bucal siempre es un complemento al cepillado. Tampoco mascar chicle sustituye al cepillado. Nunca. Mascar chicle o masticar frutas y verduras favorece la autolimpieza y aumenta la saliva, pero no sustituye al correcto cepillado. 


3. Las muelas del juicio siempre se deben quitar.

No siempre es necesario extraerlas. El odontólogo evalúa cada caso en función de la posición y el estado de la pieza teniendo en cuenta la afección de cada paciente. 


4. Las caries siempre duelen. 

Una caries puede estar presente en un diente, principalmente en el esmalte, sin que el paciente sienta dolor alguno. El dolor se inicia generalmente cuando la infección se extiende a la dentina, la capa interna de los dientes, y en contacto con bebidas frías o calientes o azúcares. Las revisiones periódicas son la mejor herramienta para detectar a tiempo una caries.


5. Los postizos son para toda la vida. 

Los materiales de las piezas postizas deben ser sustituidos por su desgaste y contaminación. Además, los tejidos gingivales de las encías evolucionan con el paso del tiempo, por lo que la rigidez de la prótesis puede generar molestias. 



6. Las caries de los dientes de leche no afectan a los definitivos. 

Es una falsa creencia que ha sido responsable de graves problemas en la dentición definitiva. La caries del diente de leche necesita ser tratada y, además, lo antes posible para prevenir daños permanentes. 


7. Es normal que me sangren las encías.

El sangrado de las encías es una señal de alarma. Conviene revisarlo con el especialista para que determine el origen y la posible solución. 


8. El mal aliento siempre es por problemas de estómago.

El origen más frecuente de la halitosis o mal aliento son las enfermedades bucodentales, principalmente la caries y la enfermedad de las encías. Según el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Alicante, estos factores son los responsables de la halitosis en el 85-90% de los casos. Las causas relacionadas con problemas otorrinolaringológicos, vías aéreas o alteraciones metabólicas son menos frecuentes.


9. Es normal que la embarazada pierda algún diente. 

No es cierto. El embarazo es un período que requiere de cuidados específicos, también de la boca. El aumento de la salivación durante esta etapa puede acrecentar algunos problemas previos a la gestación, por lo que conviene mantener una revisión frecuente y preventiva. 


10. El bicarbonato es el mejor blanqueador. 

No es cierto. Es un remedio casero muy peligroso si se aplica a la boca, ya que erosiona el esmalte dental y puede debilitar los dientes.