Propiedades del apio

El apio pertenece a la familia de las Umbelíferas, también denominada Apiáceas, que la componen alrededor de 250 géneros y más de 2.500 especies. Este vegetal de tallos largos, carnosos y suculentos puede consumirse de una gran variedad de formas. Te contamos sus orígenes, sus beneficiosas propiedades y sugerencias de consumo y preparación.

Los frescos

17 julio 2019

Comparte


 ¿Qué es el apio?

El precursor del apio que hoy conocemos es el apio silvestre, una planta que desde hace siglos crece de forma espontánea en aquellas áreas pantanosas de clima templado de Europa y oeste de Asia.


Esta hortaliza era considera por egipcios, griegos y romanos como una simple planta aromática, hasta que en el siglo V a.C, el médico griego Hipócrates elogió su componente diurético. De esta forma comenzó su aprovechamiento culinario y medicinal.


Existe un número limitado de variedades, alrededor de 15, cuya principal diferencia se centra en el color del producto final. Se distinguen dos grandes grupos: apio verde y apio blanquecino o amarillento. Las variedades verdes se caracterizan por ser rústicas, de fuerte crecimiento y más fáciles de cultivar, mientras que el cultivo de las amarillentas resulta más dificultoso, lo que hace que sean más apreciadas por los grandes mercados.


En cuanto a cifras, el 70% de la producción se destina a apio verde y un 30% a apio blanco. Los principales destinos de exportaciones españolas son el Reino Unido y Francia, seguidos de otros países como Alemania, Italia y Suecia.

Beneficios del apio

Esta hortaliza, por sus propiedades se considera más un alimento regulador de la dieta y equilibrante, que nutritivo. Esto se debe a que está compuesto por un 92% de agua y su aporte calórico es muy bajo (15-20kcal). Además, contribuye al funcionamiento normal de los músculos y del sistema nervioso.




 El apio, por su contenido en fibra es también un regulador del tránsito intestinal.


Como curiosidad, destacar que la sal del apio se puede utilizar como sustituto de la tradicional sal marinaEsta sal se obtiene de semillas molidas y se puede añadir a las comidas para aportar un sabor agradable que nos haga prescindir de la sal.

 Su uso en la cocina

 Lo bueno de esta planta es que podemos aprovechar sus partes por separado: el porte, las pencas y las hojas. Todas ellas ofrecen una variedad de posibilidades culinarias.


Por un lado, las hojas y pencas verdes se utilizan en caldos y condimentos de diversos platos cocinados. Sin embargo, las pencas blancas o doradas, por su textura crujiente, son un buen ingrediente en crudo para ensaladas. Por último, podemos aprovechar las semillas molidas como condimento mezcladas con sal o como sustitutas de esta.


Hummus con crudités

Si eres un amante de esta crema de garbanzos, una genial idea para consumirlo es acompañado de crudités. Corta zanahoria, apio, pimientos o las verduras que más te gusten en tiras y disfruta de un aperitivo sano y sabroso.