Recetas para comer en tarro

Comer fuera de casa no significa comer mal. De hecho, puede convertirse en un auténtico momento de placer y desconexión. ¿Has probado a preparar tu comida en un tarro? ¡Es la última tendencia!

Hoy comemos

7 mayo 2018

Comparte


Muchas veces preparamos nuestro menú semanal como una especie de ‘sota, caballo y rey’, haciendo siempre las mismas recetas, lo que nos puede llevar al aburrimiento. Para no comer siempre lo mismo, te proponemos intercalar los tuppers de siempre, con la comida de tarro. Sí, como lo oyes, la comida ‘casera’ preparada por capas dentro de un tarro.

La comida en tarro está de moda. Es accesible, práctica, fácil de transportar y te permite preparar y guardar los alimentos durante varios días. Se trata de una tendencia al alza que también pone su granito de arena en el cuidado del medio ambiente. Al contrario que los envases de plástico, la cocina preparada en tarro utiliza recipientes de vidrio, que son mucho más duraderos y los podemos reutilizar conservando todas sus propiedades y sin que cojan sabores y olores.



Esta tendencia, que poco a poco va ganando terreno, no es más que preparar nuestros platos y guardarlos en tarros de cristal con tapa. Además, no solo se usa para trasportar alimentos, sino también para hacer vinagretas y salsas, encurtidos o marinadas, postres y, en algunas ocasiones, nos pueden servir como vasos, en el caso de preparar algún smoothie.

En las comidas en tarro se pueden utilizar todo tipo de ingredientes, frutas, verduras, frutos secos, semillas, cereales, pero hay una clave para hacerlo correctamente y que el resultado sea una propuesta colorida, que concentre sabor y texturas. ¿El secreto? Los elementos tienen que ser colocados en el frasco de manera ordenada, capa por capa, teniendo en cuenta que los aderezos, las salsas, los ingredientes macerados y los más acuosos que puedan perder líquidos, queden debajo. Por su parte, las verduras duras y otros alimentos más delicados como las hojas, deben ponerse en la parte superior. Para conservarlos, basta con guardarlos en el frigorífico.

Ideas de recetas en Tarro

Ensalada fresca en tarro

Quinoa, fresas y cherry

Granola, yogur y fruta