Bizcocho de naranja: esponjoso y casero

Te contamos paso a paso cómo hacer un bizcocho casero de forma fácil y que quede esponjoso. Conoce la receta de este delicioso postre casero.

Hoy comemos

21 enero 2020

Comparte


Aunque con los bizcochos caseros podemos hacer mil combinaciones, pocos son tan jugosos, esponjosos y fáciles como el bizcocho de naranja. Esto es debido, principalmente, al zumo de esta fruta, que hace que la masa sea más ligera y se mantenga la jugosidad con el paso de los días.

Su facilidad viene dada por seguir los pasos del tradicional bizcocho de yogur, que mide las cantidades con el propio envase.

Receta de Bizcocho de naranja casero. Ingredientes:

1 yogur natural (125 g)

3 huevos

3 medidas de yogur de harina

2 medidas de yogur de azúcar

1 naranja grande

1 medida de yogur de aceite de oliva (elige la variedad según te guste más o menos intenso)

1 sobre de levadura en polvo de 16 g

Papel de horno o mantequilla para untar el molde


Bizcocho de naranja: esponjoso y casero

 Cómo hacer bizcocho de naranja

1. Precalienta el horno a 180ºC durante 10 minutos.

2. Mientras, ralla la piel de la naranja sin llegar a la parte blanca y resérvala.

3. Pela totalmente la naranja, extrae los gajos y trocéalos ligeramente. Resérvalos en un bol.

4. Añade al bol el azúcar, los huevos, la ralladura de naranja, el aceite y el yogur junto con los gajos de naranja y tritúralo con una batidora hasta que quede una mezcla lo más homogénea posible.

5. A continuación, añade la harina y la levadura tamizadas, es decir, haciéndolas pasar por un colador para que no caigan con grumos ni apelmazamientos. Vuelve a batirlo todo hasta que la mezcla se quede totalmente uniforme.

6. Escoge un molde, que puede ser el clásico redondo de 23 cm o uno rectangular de 20 cm. Puedes extender un poco de mantequilla con tu propio dedo o con un pincel de cocina por sus paredes, o bien forrarlo con papel de horno. Así te aseguras que no se te va a pegar el bizcocho.

7. Vierte la masa en el molde y colócalo en el horno a una altura media y hornea a 180ºC durante unos 35 minutos. 

8. Para saber si el bizcocho está listo, pínchalo con un palillo y si sale totalmente seco, estará perfecto. Si no es así, déjalo unos minutos más.

9. Apaga el horno, saca el bizcocho y déjalo reposar unos minutos antes de desmoldarlo. Deja que se enfríe totalmente antes de consumirlo.