Trucos para falleras: moños y maquillaje

La semana fallera está a punto de empezar y muchas familias ya habrán sacado los trajes regionales para estos días, para plancharlos y tenerlos listos, así como todos los complementos necesarios: pelo, aderezos, medias, zapatos, fajín, banda, caramba, ahuecador… Son fechas para disfrutar del día y también de la noche, en los casales, en la calle, en las verbenas, castillos de fuegos… donde las horas de sueño se acortan, si queremos estar en todo.

Salud y BELLEZA

7 marzo 2019

Comparte

Trucos para falleras: moños y maquillaje


Te traemos algunos consejos para falleras, para disfrutar a tope de estos días de fiesta, sin que se note ‘demasiado’ en la cara, el peinado o los pies. Con trucos sobre moños, peinados, maquillaje… y mucho más. ¡No te lo pierdas!

Trucos de maquillaje para falleras

Dicen que la cara es el espejo del alma y, también, del cansancio. Para evitar que se note la falta de sueño durante los días de fallas, te traemos algunos consejillos:

- Desmaquíllate siempre la noche anterior, aunque te dé pereza. La piel estará más descansada y aireada al día siguiente.

- Cuando te levantes, lávate bien la cara con abundante agua fría para refrescar la piel.

- Los correctores de ojeras son grandes aliados para disimular las antiestéticas ojeras y bolsas, igual que los iluminadores. Pero si te levantas con los ojos muy hinchados, te recomendamos un remedio casero previo al maquillaje: prepara una infusión de manzanilla, humedece unos discos de algodón cuando esté bien fría y colócalos sobre los ojos durante 15 o 20 minutos.


- Para el corrector, deberás elegir uno que sea solo un tono ligeramente más claro al de tu piel para que no quede muy artificial.


-Utiliza ampollas ‘flash’ que te dan luminosidad y aspecto de piel descansada en poco tiempo.

-Cuando estás cansada, la piel del rostro suele parecer grisácea. Para evitarlo, no uses bases de maquillaje pesadas, sino ligeras o hidratantes con color, ya que las bases sólidas acentúan las arrugas o las bolsas. Hidrata previamente la piel para que parezca más fresca.


-Para aplicar el iluminador, se recomienda ponerlo en la parte de arriba de los pómulos, en el tabique nasal y encima del labio superior.


Trucos para falleras: moños y maquillaje


Consejos para el peinado de la fallera

Si lo que quieres es ganar tiempo a la hora de peinarte de fallera, el tener los moños cosidos es, sin duda, una de las mejores ideas, tanto los rodetes, como el moño de detrás. Lo recomendable es acudir a tiendas especializadas para que queden lo más natural posible, en especial, el moño de detrás, tanto por tamaño, como por forma, para que se acople a la forma de la cabeza de la fallera, sin que quede ‘plantado’. Así, podrás estar peinada de fallera en 5-10 minutos. 

Y para que quede perfecto, hay que poner especial cuidado en hacer las rayas del pelo bien, sean dos o tres, y la coleta a la altura correspondiente, ni alta ni baja, para que el final del moño quede justo a la altura de la nuca.


Otro truco que te puede hacer ganar tiempo es dormir con los moños. En este caso, se recomienda quitarse los rodetes de los lados y ponerse una media o pañuelo que cubra la cabeza entera para evitar que el moño se ‘despeluche’. Por supuesto, requiere que no te muevas mucho al dormir.

Luego, cuando te levantes, solo será necesario poner un poco de laca, los pinchos de detrás, las agujas de los rodetes en cruz y las peinetas y ¡lista!


Trucos para los pies y los pendientes de fallera

Para que no se te claven las medias de seda con los zapatos de fallera en los pasacalles y la ofrenda hay un truco muy sencillo: ponte debajo unas medias calcetín color carne, te servirán de ‘almohada’ y evitarán posibles rozaduras y ampollas.


Y para los pendientes de fallera, que suelen ser bastante pesados para los agujeros de las orejas, hay un truco que da el pego absoluto: en vez de ponértelos en los agujeros, con el consiguiente dolor por el peso, cuélgatelos de las orejas con unas gomas. Esto siempre que vayas con los tres moños. El truco está en calcular bien la longitud de la goma para que quede por debajo del rodete, a la altura justo del lóbulo de la oreja. Parecerá que los llevas colgados.