Cómo planificar una buena barbacoa

La barbacoa es la excusa perfecta para cualquier celebración. Con amigos o con la familia, de carne o de pescado, para comer o para cenar, siempre es buen plan para reunirnos alrededor de la mesa y disfrutar de una buena comida. La barbacoa nos permite preparar, de un modo muy sencillo, carnes y pescados acompañados de verduras y hortalizas, ofreciendo platos con un aroma y un sabor exquisitos. 

Hoy comemos

15 marzo 2017

Comparte

Te proponemos un menú de recetas ligeras y saludables para hacer en la barbacoa.

La barbacoa solo necesita una buena compra. Planifica la compra, pregunta qué tipo de invitados vas a tener parar preparar los mejores ingredientes. Si en tu lista hay algún vegetariano, no te preocupes, compra una buena cantidad de verduras, ¡quedarán buenísimas a la brasa!

Como cada elaboración culinaria, la barbacoa también tiene su truco. Todo cuenta para conseguir un sabor inconfundible: desde la elección de la leña o el carbón vegetal para hacer el fuego, hasta del alimento principal con el que se elabora.

Las barbacoas permiten preparar platos con un aroma y sabor exquisitos 

La leña ofrece una nota exclusiva de sabores. Dependiendo del árbol del que proceda aporta una esencia distinta, lo que otorga a la comida un sabor característico. Las más utilizadas suelen ser las de roble, olivo o naranjo, entre otras. Es importante que esté siempre bien seca, dejando que se queme hasta obtener unas buenas brasas, primero al rojo vivo y luego con una tez blanquecina, fundamental para evitar que se avive el fuego al entrar en contacto con la grasa que se desprende de la carne. En cuanto al carbón, mejor que sea de origen vegetal.

Te proponemos un menú de recetas ligeras y saludables para hacer en la barbacoa.

7 PASOS PARA PLANIFICAR UNA BUENA BARBACOA

1. Preparar aperitivos para abrir el apetito, como unas cremas frías para untar.

2. Macerar, previamente, carnes y pescados.

3. Calcular los tiempos de cocción de cada alimento, para servirlos todos al mismo tiempo.

4. Para que las verduras no pierdan su humedad, se pueden rociar con un spray de aceite de oliva y, así, evitar que se sequen.

5. Elaborar guarniciones y complementos para acompañar.

6. Evitar las cocciones prolongadas y la formación de costra oscura sobre las superficies de los alimentos, ya que pueden contener sustancias nocivas.

7. Y, como secreto, perfumar con ramas de tomillo, romero o lavanda sin quemarlas, en un espacio dentro de las brasas, para que los alimentos asimilen esos pequeños toques de olor. También puedes añadir piña y potenciar el sabor de tus platos.