Seitán: la carne vegetal por excelencia

El seitán es uno de los alimentos más populares entre las dietas vegetarianas y veganas. Te contamos cómo prepararlo y las propiedades saludables de la llamada “carne vegetal”, una de las mejores maneras de reducir el consumo de productos de origen animal sin renunciar al sabor.

A examen

25 septiembre 2019

Comparte

Seitán: la carne vegetal por excelencia

¿Qué es el seitán?

El seitán es un preparado alimenticio a base de harina de trigo. Se le suele denominar “carne vegetal” debido a que su aspecto y textura, una vez cocinado, es similar. Es, junto al tofu y al tempeh, uno de los pilares de las dietas veganas y vegetarianas para proporcionar proteínas al organismo. Su nombre proviene de una palabra japonesa que significa ‘proteína vegetal’. Este alimento está muy extendido en el este de Asia, sobre todo, en China, Taiwán y Japón.

Al no tener apenas grasas, azúcares, ni fibra, el seitán es un alimento de fácil digestión. Pero no es apto para celiacos, ya que su base es harina de trigo.

Elaboración del seitán

La forma tradicional de elaborar seitán consiste en lavar una masa de harina de trigo con agua, para poder separar el gluten del almidón. Aunque, actualmente, se separa industrialmente, se puede comprar el gluten en polvo. A continuación, se hierve en un caldo con salsa de soja, alga kombu y jengibre.

A pesar de tener una elaboración muy sencilla, hoy en día, el seitán podemos encontrarlo en casi todos los supermercados, listo para cocinarlo.

Valor nutricional

El seitán es, básicamente, proteína de trigo, por tanto, es un alimento rico en proteínas y bajo en grasas e hidratos. 100 gramos de seitán aportan alrededor de 16g de proteína. Sin embargo, las proteínas del seitán no son de alto valor biológico, por lo que conviene combinarlo con legumbres para obtener todos los aminoácidos esenciales. Además, este alimento tiene un aporte calórico reducido, ya que 100 gramos aportan 99 kcal.


Seitán: la carne vegetal por excelencia

Recetas

Una de las principales ventajas del seitán es que tiene mucha versatilidad en la cocina. Se puede preparar de muchas maneras: frito, rebozado, en estofado, empanado, como base de albóndigas, incluso, como si fuera fiambre para preparar sándwiches o bocadillos.


Es un alimento que no requiere grandes habilidades culinarias. Una de las maneras más fáciles de prepararlo es a la plancha. Se puede pasar por la sartén vuelta y vuelta, simplemente, añadiendo un poco de salsa de soja o dorando un ajo en la sartén con un poco de aceite y añadiendo unas cortadas de seitán con un poco de perejil.


Seitán: la carne vegetal por excelencia


También, se puede utilizar esta carne vegetal para preparar salsa boloñesa o relleno de canelones, además de añadirla a una pasta o a unos noodles con verduras, si queremos darle un toque más oriental. 

Podemos cocinarlo estofado, rebozado y relleno de queso o tomarlo en versión hamburguesa, una de las formas más populares de consumirlo.

El seitán es una buena solución para todas aquellas personas que quieran reducir la ingesta de carne, pero que no tienen claro cómo sustituirla.