La Rioja, mucho más que vino

¿Sabías que la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja es la más antigua de España? Sin duda, uno de los atractivos para visitar esta región está en sus vinos, pero no es el único.

Viajar con gusto

23 septiembre 2019

Comparte


Logroño y su calle Laurel son parada obligada. Se trata de una zona donde el vino y las tapas son los auténticos protagonistas. Si te gustan los pinchos variados y un buen vino de la zona, no puedes dejar de visitar (y degustar) esas calles. La concatedral de Santa María de la Redonda - que esconde una escultura de Miguel Ángel -, la iglesia de San Bartolomé, del siglo XIII, la Puerta y el arco del Revellín en la muralla… Son otros puntos de interés de la capital de La Rioja.

Otros lugares que merece la pena visitar son Haro, donde se celebra la Batalla del Vino el 29 de junio y su tradicional zona de bares llamada La Herradura; Laguardia y su ciudad amurallada, su reloj animado, cuevas y estanque celtíbero; Arnedo y la Cueva de los Cien Pilares; Arnedillo y sus termas; San Millán de la Cogolla, con sus dos monasterios, Yuso y Suso, nombrados Patrimonio de la Humanidad y el monasterio de Nuestra Señora de Valvanera, cerca del municipio de Anguiano. También Santo Domingo de la Calzada, lugar de paso de peregrinos del Camino de Santiago. Huellas de dinosaurio en Enciso, donde se encuentra el Centro Paleontológico, junto con los yacimientos de huellas de dinosaurio y el parque temático y museo El Barranco Perdido. Uno de los lugares más especiales que ver, es especial si se viaja con niños.

Ruta de bodegas.

Si quieres degustar un buen vino, no puedes perderte una ruta por algunas de las bodegas más emblemáticas de la zona, como Vivanco y el Museo de la Cultura del Vino, -situados en Briones-, las bodegas Muga, López de Heredia y CVNE (Compañía Vinícola del Norte de España), situadas en Haro, o en Logroño las bodegas Franco Españolas, entre otras.

Gastronomía

Además de sus pinchos y sus caldos, en La Rioja también se puede degustar su rica gastronomía, como las patatas a la riojana, que es su cocido típico, chuletas de cordero al sarmiento, bonito con tomate a la riojana, queso camerano (con leche de cabra) o los caparrones, a base de diferentes variedades de alubia roja con chorizo, carne de cordero y tocino. Sus espárragos también son mu ny apreciados, así como sus champiñones y setas.

La Rioja, mucho más que vino