Tinto de verano

El tinto de verano es una de las bebidas más apetecibles en época de calor. Te contamos cómo hacer un buen tinto de verano para refrescarte.

A examen

1 agosto 2019

Comparte


 El consumo de tinto de verano en España ha crecido en los últimos diez años, incluso por encima de la sangría. Parece ser que su origen nació en los años 20 del siglo XX en una venta de Córdoba llamada Vargas, cuyo dueño empezó a servir su vino de la casa mezclado con sifón para aliviar el sofocante calor de las noches de verano cordobesas. 

El sifón contenía soda a presión para ‘darle vida’ a las bebidas como el vino o el vermut. Sin embargo, no fue hasta los años 60 cuando se popularizó su consumo en nuestro país. La mezcla de vino y gaseosa para aliviar el calor en verano también se vio potenciada por la publicidad de una famosa gaseosa española.

 Tipos de tinto de verano

Con gaseosa
Con refresco de limón
Light: con gaseosa o limón sin azúcar
0,0: con vino sin alcohol
 Con un toque sofisticado: si usamos vino tinto crianza o le añadimos un chorrito de ron o vermut.
 Variantes: con vino blanco o rosado o refresco de naranja. 


También se le conoce en el País Vasco como ‘Pitilingorri’ a la mezcla de vino (tinto, rosado o blanco) con refresco de limón o naranja. También está el kalimotxo, que sustituye la gaseosa por el refresco de cola, popularizado en los años 70.


Cómo hacer tinto de verano casero

- Es importante utilizar un vino tinto de ‘cierta’ calidad, con una acidez baja para que nos quede mejor.

- Tanto si utilizamos gaseosa como refresco de limón, es importante que estén bien fríos, ya que su función es aportar burbuja y frescor al vino.

Lo ideal es emplear la misma cantidad de vino que de gaseosa o limón, aunque eso depende de gustos.

El hielo es otro elemento fundamental que debemos usar en abundancia, sin escatimar. Y no tengas miedo a que te quede aguado porque a mayor cantidad de hielo, más tardará el vino en derretirlo.

Por último, la fruta cítrica, limón o naranja o ambos juntos, en rodajas. Si optamos por gaseosa, que es menos ácida, se recomienda utilizar limón. Pero eso también depende de gustos. También admite lima o pomelo y, si eres sibarita, puedes utilizar fruta tropical o cerezas de marrasquino.

A la hora de servirlo, en vaso ancho o en copa de balón, evitando el vaso de tubo.