Recetas para reforzar el sistema inmunológico durante la cuarentena 

'Somos lo que comemos'. Por eso, os animamos a que durante la cuarentena consumáis recetas y alimentos que refuercen vuestro sistema inmunológico.

Hoy comemos

27 marzo 2020

Comparte

Estar todo el día en casa puede resultar muy estresante y aburrido para muchos, sobre todo si estaban acostumbrados a llevar una vida social activa. Pero podemos aprovechar el tiempo de muchas maneras. Muchos, incluso, están descubriendo su amor por la cocina. Y si combinamos esta afición con el objetivo de mejorar el sistema inmunológico, la combinación se torna perfecta.

¿Qué alimentos fortalecen el sistema inmune?

Elegir alimentos de temporada y mantener una dieta sana y equilibrada nos ayudará a fortalecer el sistema inmunológico y a estar fuertes durante estos días en los que nos tenemos que quedar en casa. Calabaza, acelgas, espinacas, boniato, col, setas y judías, son algunas de las verduras de temporada. En cuanto a la fruta, podemos encontrar manzanas, mandarinas, naranjas, uvas y fresas, entre otros. 

Por otra parte, un alimento que podemos encontrar todo el año y que se caracteriza, principalmente, por ser fuente de energía, de vitamina B6,que contribuye a fortalecer el sistema inmunológico y de niacina que ayuda tanto al funcionamiento normal del sistema nervioso como a disminuir el cansancio y la fatiga.Además de ser bajo en grasa, aporta también hidratos de carbono de origen vegetal, es el arroz.

Y, en general, todos los alimentos con vitamina E tienen un gran poder antioxidante, por lo que contribuyen a la protección de las células frente a la oxidación ocasionada por radicales libres, compuestos que se forman cuando el cuerpo transforma los alimentos consumidos en energía. Estas propiedades antioxidantes ayudan a la protección de las células del sistema inmunológico, pero también del nervioso y del cardiovascular frente al daño oxidativo. Esta vitamina se encuentra, sobre todo, en aceites vegetales, que se utilizan, incluso, para hidratar el pelo de forma natural, pero también en frutos secos, como los pistachos o las pipas de calabaza, y en espárragos, boniatos, aguacates y salmón.